Un poco de historia y Bizcocho a la naranja

Un poco de historia y Bizcocho a la naranja

publicado en: Curiosidades, Recetas | 1

Esta semana os contamos una receta de Bizcocho de naranja que nos han preparado Josep i Selma con las naranjas de la finca del Molí, que seguro que os encantará. Pero antes, también nos han contado un poco de la historia de las naranjas:

La mayoria de los historiadores de la alimentación creen que la naranja llegó al occidente de Europa a través de los árabes en la Edad Media. No obstante, existen eruditos que afirman que la naranja, en estado silvestre e incluso como fruta cultivada, era ya conocida en la Roma antigua.

Sería, según ellos, el “aureum malum” ­ manzana de oro – (Citrus aurantium) que canta Virgilio y llevando ya a la imaginación más adelante en el Jardín de las Hespérides, afirman que no fueron manzanas lo que robó Hercules, sino naranjas en su undécimo y esforzado trabajo.

Hespérides

En España el naranjo amargo apareció en los jardines botánicos, aficionados estos a las especias y a las esencias, el azahar ( flor de naranjo). Posiblemente paso lo mismo en Sicilia. Vemos que el toledano Ibn al Wafid (1007­1074), médico y botánico musulman, plantó la Huerta del Rey en Toledo y ubicado en la vega entre los palacios de Galiana y el río Tajo y allí se dedicó a distintos experimentos de aclimatación y también incluso de fecundación artificial. Se dice también que en esta huerta se cultivó la naranja e incluso la palmera.

Sea como fuere, el nombre de naranja aparece muy pronto en castellano. La palabra española naranja, proviene del sanscrito “narang”, sin embargo no es una palabra nativa a esa lengua sino que se especula que la tomó de las lenguas drávidas como el támil donde se dice “naradam” a la naranja amarga, “nagarukam” a la naranja dulce, siendo nari “fragancia”, de ahí pasa al persa (narenj) y del persa al árabe ( naranj) el árbol y (naranga) la fruta, viene en uno de los manuscritos del “Libro Buen Amor”, del Arcipestre de Hita, manuscrito que data de finales del siglo XIV y el nombre del arbol naranjo, figura ya en Juan Manuel, contemporaneo del Arcipreste, pues murieron con un año de diferencia.

Agria y amarga ambas derivan del latín amara, y “bitter” en inglés

La naranja, sobre todo la naranja agria, está en la cocina europea como condimentación desde muy pronto.

Vemos por nuestro “Llibre de Sent Soví”, recetario de cocina medieval de autor anónimo y escrito en lengua valenciana, que en el siglo XIV ya se usaba para aederezar los faisanes y pavos reales de las grandes cocinas cortesanas. En Europa, parece ser que fueron los cruzados los que llevaron a Francia la naranja antes de que pasaran por nuestras fronteras.

Los nombres que recibe la naranja en las lenguas europeas parten de esta forma española. Los cambios han sido:

“naronja” en catalan

“laranja” en portugués

“arancia” en italiano

se le insmiscuye la raiz latina”aurum” , oro por el color dorado del fruto : “aurantium” en latin medieval, “orange” en francés.

Todos estos nombres se refieren a la naranja amarga.

Ya hay documentos del siglo XV de compra de naranjas, e incluso en el año 1485, un barco portugués descarga un cargamento de estos frutos en Dieppe.

Ahora bien, tendremos que esperar al siglo XVI , habran pasado más de 500 años, cuando los portugueses traen a las costas del Sur de la Peninsula Iberica y norte de marruecos nuevos cítricos desconocidos, muy parecidos a la amarga naranja, pero de diferente sabor, mucho más dulces y sabrosas, que van a revolucionar todo el sistema de nombres de la naranja, se les llamo “naranjas de la China” a Citrus sinensis, y “naranjas mandarinas” a Citrus reticulata, en portugués”laranja da China” y “laranja tangerina”, porqué se aclimato en Tánger, hoy excolonia portuguesa.

Consta en los libros que la primera naranja llego al Nuevo Mundo hacia el 1568, que se naturalizó en Mexico tropical y en el Yucatan para despues expandirse por todo el Caribe.

La palabra inglesa “sour” agrio proviene del antiguo Maya Su’uts, que describe sensacion, sabor.

Como en Europa se comercializó la naranja “Citrus sinensis” es decir acabó sustituyendo el nombre de la amarga y esta pasó a la denominación secundaria “naranja amarga”, hay quien la llama “toronja” refiriendose a un cítrico más antiguo, el único conocido en el Imperio Romano, Citrus medica. Mientras a Citrus reticulata se le llama “mandarina”.

En catalán a la dulce se le ha denominado y traspasado el nombre de la Citrus medica, “taronja”, pero ha conservado el nombre de “naronja” para la amarga, aunque el empleo moderno de “taronja agra” ha desplazado el nombre de “naronja”.

En portugués a C.sinensis se le denomina “laranja”, a C.reticulata “tangerina” o “mexerica”, y a C.aurantium “laranja amarga” o “laranja azeda”.

En otros idiomas a: Citrus aurantium

en frances “orange amère” , del latin el lexema oro (or y aurum) resultando orange y aurantium.

en ingles “bitter orange”, “ Seville orange” o “sour orange” (en la Edad Media el idioma culto

de Inglaterra era el francés por eso conservo el nombre de orange) y Sevilla en referencia al origen

del cultivo..

en italiano “arancia amara”

en aleman “ “Pomeranze” o “sauer Orange”

Citrus sinensis, la dulce

en frances “orange”

en ingles “orange”

en italiano “arancia”

en aleman “orange” o “Apfelsine” (manzana de china)

en griego se le denomina “portakali” “portakalos” nombre que viene de los portugueses, ya que

ellos llevaron la fruta a las tierras griegas.

Citrus reticulata

en frances “manderine”

en ingles “tangerine”, “mandarin orange”, y “satsuma orange”

en aleman “mandarine”

en italiano “arancia mandarina”

Nosotros no vamos a ocuparnos hoy de la naranja como condimento, sino como protagonista de repostería.

El bizcocho a la naranja.

No es una difícil preparación y la ofrecemos a continuación:

Ingredientes:

– 150 gramos de harina

– 150 gramos de azúcar

– 150 gramos de mantequilla

– 4 huevos

– 3 naranjas

Preparación:

Mezclar bien la harina, el azúcar, la mantequilla ablandada, 4 yemas de los huevos y la ralladura

de una piel de naranja, “sabor a fruta”. Montar a punto de nieve fuerte las cuatro claras de huevo e

incorporarlas a la masa y pasarla a un molde previamente untado de mantequilla. Poner a horno

fuerte y bajar la temperatura a los cinco minutos, continuando la cocción unos veinte minutos más.

Cuando esté cocido se saca del molde y se baña con el zumo de las tres naranjas con azúcar. Dejar

enfriar.

 

bizcocho a la naranja

Receta ofrecida por GASTEREA

Una respuesta

  1. Pastelerosinfronteras

    Me encanta vuestro post y vuestro blog. Probaremos la receta.

    Me ha gustado mucho el apunte del “aureum malum” o manzana de oro. Me encantan estos pequeños apuntes de historia que siempre resultan interesantes.

    Muy agradecidos y entretenidos con vuestro post.

Deja un comentario